Tras el Consejo de Ministros de hoy viernes 27/03/2020 con la comparecencia de la ministra portavoz, el ministro de Sanidad y la ministra de Trabajo se aprueba un nuevo Real Decreto-Ley por el que se adoptan medidas complementarias, en el ámbito laboral, para paliar los efectos derivados del COVID-19.

Las medidas adoptadas son:

  • DESPIDO: La fuerza mayor y las causas económicas, técnicas, organizativas y de producción previstas ante el COVID-19 no se podrán entender como justificativas de la extinción del contrato de trabajo ni del despido. Es decir, no pueden haber despidos directamente relacionados con la coyuntura actual.
  • SILENCIO ADMINISTRATIVO: Revisión de oficio de los ERTEs aprobados por silencio administrativo.
  • SANCIONES: Se revisará la documentación aportada por la empresa que de lugar a prestaciones y se sancionarán las falsedades o incorrecciones en los datos facilitados.
  • CONTRATOS TEMPORALES:  Se suspenden desde el 14/03.
  • PRESTACIÓN POR DESEMPLEO: Las empresas serán las encargadas de facilitar los datos necesarios para que los trabajadores afectados por un ERTE cobre la prestación por desempleo.

Pero lo importante de la comparecencia ha sido el SILENCIO. Las medidas que NO SE HAN TOMADO en el ámbito fiscal, donde se ha hecho caso omiso a todas las reclamaciones de asociaciones y colegios profesionales tributarios integrantes del Foro Profesional Tributario que por tercera vez han hecho un llamamiento que ha sido ignorado de forma incomprensible, para que se interrumpan los plazos para presentar los impuestos de este primer trimestre de 2020, cuyo periodo voluntario se abre desde el 1 de abril hasta el 20 de abril. Tal y como han hecho países de nuestro entorno se reclama aplazar la presentación de los impuestos a julio-2020 y hacer una declaración semestral. Nuestro despacho se muestra profundamente indignado con la falta de respuesta a una demanda absolutamente necesaria atendiendo al tejido empresarial de nuestro país formado por PYMES que necesitan un despacho profesional para la correcta autoliquidación de sus impuestos y que en estas circunstancias no van a poder atender con la diligencia y normalidad exigible sus obligaciones tributarias y van a sufrir, después, las consecuencias sancionadoras y requerimientos que van a derivar de las mismas y que va a colapsar más la administración tributaria, a las Pymes, a los despachos y al sistema. Un bucle peligroso, incomprensible y evitable.

Este es el comunicado que no ha sido respondido:

Las asociaciones y colegios profesionales tributarios integrantes del Foro Profesional Tributario hacen por tercera vez un llamamiento para que se conceda a interrumpir o dar mayor plazo para la presentación de declaraciones y autoliquidaciones tributarias y aduaneras. Reiteeran en un duro comunicado que la «petición, (…) no es un capricho, sino una cuestión de sentido común, dada la imposibilidad, de recoger y tratar la documentación.

Ni en los peores sueños nos hubiésemos podido imaginar la situación tan dramática que estamos padeciendo por culpa del Covid-19; aunque parece ser que los «colaboradores sociales y cooperadores de la administración tributaria» no tenemos bastante con   la que está cayendo, que el Gobierno en vez de mostrar empatía hacia nosotros, lo que denota es una amplia antipatía, eso sí vanagloriándose de haber implementado las medidas más amplias de la Unión Europea.

¿No se dan cuenta de la situación que estamos viviendo?

Muchos millones de euros, muchas ayudas, pero una petición tan simple, como es interrumpir o dar mayor plazo para la presentación de declaraciones y autoliquidaciones tributarias y aduaneras, se les olvida, o lo que es mucho peor, ignoran nuestra petición, para ahogar aún más a los contribuyentes, autónomos y pymes, y a los propios profesionales. Petición, que no es un capricho, sino una cuestión de sentido común, dada la imposibilidad, de recoger y tratar la documentación, y no exponernos, nosotros y nuestros trabajadores, a un posible contagio, ya que en la mayoría de casos la documentación para realizar las correspondientes autoliquidaciones la aportan físicamente los propios empresarios que,  o bien es el personal de la propia asesoría el que va a recoger los documentos, con el consiguiente riesgo, por todos conocidos.

También merece tenerse en cuenta la situación en la que van a quedar estas empresas, la mayoría de ellas han tenido que cerrar por obligación, ya sea por normativa, o porqué no les pueden proveer material o género para fabricar, y porqué no tienen a quien suministrar. La situación no puede ser más triste, sin negocio, no hay ingresos, pero se ha de pagar el alquiler, las hipotecas, los consumos, se han de alimentar las familias, etc.

Si consideramos que hasta el día 12 de abril estamos en situación de alarma con las restricciones que ello conlleva, ¿cómo quieren que las empresas, autónomos y profesionales puedan pagar sus impuestos y cumplir con sus obligaciones tributarias? ¿esperan recibir miles de aplazamientos? A lo mejor creen que esa es la solución; a nosotros, no nos lo parece.

Todos los colectivos firmantes de este comunicado hemos mostrado   toda la cooperación y colaboración a las iniciativas que desde la Administración nos han propuesto; los profesionales hemos demostrado con creces a la Administración Tributaria nuestra confianza y apoyo en estos últimos años, hasta la aprobación de un Código de Buenas Prácticas de Profesionales Tributarios, que en un momento como este, puede fracasar por la falta de empatía por parte del Ministerio de Hacienda, lo cual sería una pena.

Es la tercera petición que realizamos, y no puede ser con más ímpetu, ni con más argumentos, solo confiamos en no tener que resignarnos y en que no nos quede el mal sabor de una Administración que  demuestra a los profesionales, lo poco que les importamos.

Si estamos reiterando estas peticiones, es por estar al lado de las empresas y los contribuyentes, cosa que parece no hace, ni ha hecho este Gobierno.

Quedamos nuevamente a la espera de sus noticias. Saludos,

Presidentes de las Asociaciones y Colegios Profesionales Tributarios

AEDAF – Asociación Española de Asesores Fiscales.

AECE – Asociación Profesional de Expertos Contables y Tributarios de España

Consejo General Abogacía Española

Consejo General de Agentes de Aduanas

Consejo General de Colegios Oficiales de Graduados Sociales de España

Consejo General de Economistas. REAF Asesores Fiscales

FETTAF – Federación Española de Asociaciones Profesionales de Técnicos Tributarios y Asesores Fiscales

GESAF- Gabinete de Gestores Administrativos Asesores Fiscales

25.03.2020

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.